Archivo | Texto presentación

Texto presentación: Retablo Valle-Inclán

Texto presentación: Retablo Valle-Inclán

Parece que los actuales no son buenos tiempos para la lírica. El espejismo de vivir en el primer y mejor de los mundos no es más que la punta del iceberg  que oculta debajo de ella una realidad poco o nada halagüeña:  violencia, guerra, corrupción, hambre, etc. ¿A cuento de que viene una introducción así para hablar de un espectáculo sobre textos de Valle Inclán? Porque Valle nos sumerge sin cortapisas, sin justificaciones ni coartadas morales, brutalmente, en momentos desgarrados de la vida de los protagonistas de su esperpéntico retablo:  una moribunda que con sacrificios y a espaldas del borracho violento de su marido ha acumulado una fortuna;  un indiano propietario de unos billares complicado en un antiguo crimen y que la súbita aparición del hijastro amenaza con desvelar;  un soldado repatriado de una guerra colonial en la que impera la corrupción y la ineficacia de los mandos militares.

Porque además Valle en la búsqueda de una nueva teatralidad, crea un lenguaje excepcional y único con el que transciende la anécdota y la trama, elevándolas de ras de suelo hasta la categoría de gran teatro. Decía Valle  a propósito de su estética << los espejos cóncavos convierten la imagen de los héroes clásicos en héroes esperpénticos >> y así no nos extraña que el noble modelo que de Salomé, Herodías y Juan el Bautista ofrece Oscar Wilde quede deformado en La Pepona, Don Igi, y El Jándalo de La Cabeza del Bautista, o la contrafigura del Don Juan, el Burlador, que es el Juanito Ventolera de Las Galas del Difunto.

Deformación grotesca, crítica punzante, provocación, señas de identidad de un teatro que escrito hace ochenta años mantiene aún su plena vigencia.

¡Bendita mala leche!

Posted in 2.007 Retablo Valle-Inclán, Espectáculos, Teatro para adultos, Texto presentación0 Comentarios